Noticias
Creado en Martes, 20 Noviembre 2012 23:30

José Antonio Nielfa es el hombre que inventó La Otxoa, personaje en el que acaba transformándose. Pero qué esconden detrás hombre y personaje, ¿cómo viven, ven y sienten ell mundo que les rodea? El segundo largometraje de Joseba Gorordo nos lo muestra en "La Otxoa, sin complejos", un documental que nos acerca a una entrañable figura del Botxo, que estrena el jueves Zinebi exhibiéndola en el Guggenheim, dentro de su apartado Miradas desde Euskadi.

Personajes de leyenda II: La Otxoa, sin complejos

Tras debutar con un documental sobre el Athletic, Joseba Gorordo aborda su segundo proyecto dedicado también a un icono de la ciudad, en quien enfoca su objetivo en el documental "La Otxoa, sin complejos".

La cinta cuenta "cómo un niño nacido en la calle San Francisco de Bilbao se inventó un personaje, que se llama La Otxoa, y cómo se convirtió gracias a él en muy popular, ayudando así a mucha gente, ayudando a luchar por los derechos a la diferencia", señala Gorordo. El joven realizador bilbaino cuenta por una parte su vida, "cómo ha llegado a ser La Otxoa, ese personaje tan conocido, tan popular en Bilbao", y por otra "cuál es su punto de vista sobre el mundo que vivimos hoy".

Lo hace a través de dos grandes entrevistas. "Una vestido de calle en su casa, donde José Antonio Nielfa narra su vida", qué lo llevó desde el Bilbao de los años 50 y 60 hasta el Torremolinos de los años 70, donde existía una libertad impresionante, llegando hasta Barcelona o Madrid e incluso a capitales europeas como parís o Berlín.  La otra, "ya como La Otxoa, vestido de mujer para la actuación, en la sala de fiestas Garden -de Deusto, recientemente clausurada-". Además como metáfora de "cómo se va transformando y madurando como persona en su conversión a La Otxoa", el espectáculo "Bilbao-Bilbao" ejerce de puente entre la persona y su personaje, "no solo con imágenes en las cuales actúa, que también, sino en las que se está maquillando". 

Gorordo ha nacido y crecido en Bilbao, por lo que tenía conocimiento de La Otxoa desde muy pequeño -además es amigo de su padre-. "En cierta manera, me producía una mezcla de fascinación -confiesa-. Me parecía muy interesante evocar su historia para que se entienda que antes hubo gente como que vivió y luchó como él", para que hoy tengamos esta sociedad -el realizador habla de logros concretos como el matrimonio gay-. "Su historia me parecía además una excusa para contar una historia de todos nosotros y de Bilbao... incluso de país", prosigue Gorordo.

El documental de 52 minutos de duración y grabado en HD, comenzó su rodaje en 2009,  coincidiendo con el 25 aniversario de espectáculo "Bilbao-Bilbao" que el teatro Arriaga recuperó, y paró en 2010/11, "porque no había financiación". Afortunadamente, la implicación final de Euskal Telebista, Televisión Española y Tele Toulouse -se han utilizado imágenes del fondo documental de dichos medios para contextualizar el documental-, coproductoras de la cinta, ha hecho posible su conclusión, y ha supuesto además "un éxito, pues hemos conseguido una coproducción lo suficientemente sólida para mostrar fuera lo que en un principio parecía un tema local". Además de la dirección, Joseba Gorordo se encarga del guión, mientras que La Otxoa, protagonista y único actor del documental, es también el responsable de la música. El montaje es obra de Marina Paugam, el sonido de Alain Garibi y Miguel Ramírez y la fotografía de Olivier Van der Zee y Juantxo Beloki. Alberto Rojo y Jean-Michel Rodrigo son los productores, mientras que la distribución corre a cargo de Idem 4 y Mécanos Productions.

"Espero lograr que, además de divertir e informar, el documental logre conmover algo al espectador" señala Gorordo. Buscando ilustrar una época, además de mostrar la vida de un artista "muy respetado por todos", el realizador se ha encontrado con un personaje que "ha llegado a todo el mundo, lo cual me parece genial; esa es la cuestión, cómo ha llegado a eso.  Lo ha logrado porque realmente no ha tenido ningún complejo, y si lo ha tenido lo ha combatido para hacer su obra y contar su historia".

Respecto a la opinión del protagonista, "tenía mis reservas" confiesa Gorordo. Y es que a pesar de ser un anima de la farándula, en el documental "se tocan temas delicados. Grabamos en su casa y hablamos de la noche, de sus excesos... del amor. No todo el mundo puede hablar sobre esas cosas, sobre el amor y enamorarse; incluso La Otxoa". Pero el resultado le ha parecido "de todo lo que se ha hecho sobre él -reportajes y demás-, lo más completo". Prueba de ello es que José Antonio Nielfa estará en persona, el jueves a las 20.00 h., en la sala de proyecciones del Museo Guggenheim, defendiendo a "La Otxoa, sin complejos".

- Lire l'article complet en format pdf -

 

 

 

 

Article paru dans :


le 20/11/2012